Tel: (299) 154761770 | 154735460

Seguinos en:

Bahía
San Blas

La Bahía San Blas se convierte en la meca de los pescadores porque se encuentran abundante variedad de peces, pero en San Blas no solo hay pesca...

NaturalezaTambién hay playas de suaves pendiente que nos invitan a relajarnos al sol y es imposible resistirse a la tibieza de las aguas cálidas del golfo.
ComidaTambién hay ricas comidas como ostras, mariscos, pescado y porqué no el tradicional cordero patagónico que se puede disfrutar en San Blas.
ArteTambién hay arte, podemos decirlo después de admirar la capilla que Wasserman mandó construir en memoria de su esposa Berta Bromberg. Es un edificio muy simple pero sumamente exquisito, los bancos y el confesionario de madera tallada fueron traídos de Europa. La imagen de la Inmaculada Concepción, que preside la nave central, fue realizada por Joska en 1938. En las gruesas paredes de la Iglesia, un Vía Crucis finamente tallado en madera, nos conmueve por su delicadeza.
HistoriaTambién hay historia, esto muy pocos lo saben. La Bahía San Blas fue escenario naval durante la guerra con Brasil allá por el año 1827. En ese entonces, la Bahía era el punto donde se equipaban los corsarios para atacar la flota imperial.
NaturalezaTambién hay glamour, y esto es más conocido. El sofisticado casco de la estancia de los Wasserman es el testido de un pasado de grandeza y opulencia. Construido por Bruno Wasserman por los aņos 30 fue refugio de los ex presidentes como Arturo Frondizi, José Marí Guido, de actores como Fernando Lamas, Tyrone Power, Orson Welles, y de plástico como Florencio Molina Ocampo.
Don Bruno también construyó el puente que une la Isla con el continente, obra que todavía hoy agradecen los isleños.
ComidaTambién hay hay muchas otras razones por las que es buenos visitar San Blas pero la más importante es que mientras el pescador se interna en el mar en busca de su presa soñada, o se instala en la costa esperando que pique el ejemplar que no le dejará mentir, la familia podrá gozar también de la temporada de pesca papá.

DESARROLLO Owldonkey